Casita Feber, ¿cuál comprar?

Casitas infantiles Feber

Diseño, fiabilidad y materiales premium. Las casitas Feber destacan por encima de la media por méritos propios.

¿La mejor opción para los peques?

Depende de tu presupuesto. La casa Feber no es barata, pero si puedes permitírtela es una excelente alternativa. Ahora bien, ¿cuál comprar?

Las 7 mejores casas Feber para niños

1. Feber Fantasy House

Una de las casitas Feber más básicas.

Arrasa en ventas por su excelente relación calidad-precio.

Añade tres ventanas y una puerta baja abatible, para que en todo momento puedas ver a los peques jugando en el interior.

Es pequeña, pero suficiente para la mayoría de peques.

El modelo Fantasy House de Feber también está disponible en color rosa y en dos versiones especiales: casita Frozen y casita Peppa Pig.

  • Medidas: 85 x 108 x 124 cm.
  • Peso: 5 kg.

Puedes comprarla en Amazon y Toysrus

Casita Feber Fantasy House

2. Feber Happy House

Más barata que la anterior, pero también más pequeña.

Esta casita Feber es recomendable para niños y niñas de 2 a 6 años.

Tiene puerta baja, ventanas grandes y balcones; además de una fachada cargada de detalles grabados. Además, incluye un tirador en la puerta, ranura para la llave y un buzón.

Buena, bonita y barata.

  • Medidas: 80 x 94 x 100 cm.
  • Peso: 9,5 kg.

En oferta a través de Amazon

Casita Happy House

3. Feber House

Todo un referente de Feber.

Feber House tiene más funcionalidades que las anteriores. Sus ventanas abren y cierran; tiene una puerta alta con llave.

Además, añade una zona de barbacoa para jugar en el exterior. Consiste en una mesa acoplada en la pared, sobre ella se sitúa el detalle de una chimenea integrada.

Ideal para que jueguen varios niños y niñas a la vez, con una estética marca de la casa Feber, combinando colores llamativos.

En este modelo se nota el salto de calidad respecto a los anteriores.

  • Medidas: 131 x 110 x 121 cm.
  • Peso: 26 kg.

Puedes comprarla en Amazon y en Toysrus

Casa Feber House

4. Feber Casita del Bosque

¿Una casita?

No. No exactamente. Pero les encanta.

Incluye un tobogán y dos escaleras laterales para subirse y después tirarse por el tobogán.

Con esta «casita del bosque» los peques encuentran su huequecito para jugar, con el extra del tobogán y de las escaleras.

Perfecto en el exterior. Ideal para que tres o cuatro niños jueguen con libertad.

Ver review.

  • Medidas: 120 x 64 x 85,50 cm.
  • Peso: 31 kg.

En Amazon y en Eurekakids

Casita del bosque Feber

5. Feber Fancy House

Parece sacada de un cuento de fantasía.

Esta casa infantil Feber es capaz de combinar el juego en el interior y en el exterior.

No sólo dispone de un amplio espacio interior, sino que el juego se traslada también al exterior gracias a un gran ventanal con mesa que también incluye fregadero y grifo.

Los detalles marcan la diferencia, y en este caso nos quedamos con los grabados de la «fachada» y con el logrado tejado, con diferentes formas y pequeñas ventanitas que le dan un toque auténtico.

Muchos y muy buenos detalles.

La Fancy House chifla a los peques.

  • Medidas: 133 x 124 x 143 cm.
  • Peso: 34,7 kg.

Cómprala en Amazon y en Toysrus

Feber Fantasy House

6. Feber Candy House

Grande. ¡Enorme!

Feber Candy House es una casita de grandes dimensiones, ideal para el jardín.

Dentro de ella no hay problemas de espacio. Tiene una doble zona interior con 2 techos a diferente altura. Viene equipada con ventanas abatibles, puerta baja para entrar y salir, y ventana grande con una mesa para que el juego también se desarrolle desde el exterior.

Todo ello en un conjunto robusto y de alta calidad.

¿Su precio? Relativamente alto.

  • Medidas: 110 x 175 x 162 cm.
  • Peso: 10 kg.

En Amazon y en Eurekakids

Casa Feber Candy House

7. Feber Wonder House

La casita para niños Feber Wonder House es un modelo básico y funcional.

Con la estética propia de la marca.

Tiene puerta baja con buzón, balcón trasero y dos ventanas que abren y cierran. Existen dos modelos disponibles, uno de colores más discretos y otro con colores más vivos.

Es relativamente económica, sobre todo si valoramos la calidad de los plásticos y su resistencia tanto en interiores como al aire libre.

  • Medidas: 120 x 114 x 135 cm.
  • Peso: 22 kg.

La tienes en Amazon, en Toysrus y en Eurekakids

Feber Wonder House

¿Merece la pena comprar una casita Feber?

Depende de lo que busques.

Si quieres regalar una casita de 10, que deje con la boca a tu peque, a un sobrino, a un nieto, a un amigo… Son apuesta más que segura.

Es cierto que a los niños suele servirles casi todo. Juegan con cojines o con cartones. Pero también es cierto que aprecian la calidad y la funcionalidad.

Jugarán más con una casa Feber completa que con una Feber básica.

Eso es así. Pero tu presupuesto determinará la compra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.